Deconstruye | Concebir lo nuevo
447
post-template-default,single,single-post,postid-447,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Concebir lo nuevo

¿Cuáles son tus propósitos de año nuevo? ¿Ir más al gimnasio, viajar, aprender inglés, dejar de fumar, dedicarte más tiempo, terminar ese puzzle que empezaste hace dos años o dominar por fin ese baile de salón que se te resiste? ¿Por qué no hacer de nuestros propósitos una tarea ética? Ojalá entre ellos estuviera hacer que este mundo sea más habitable para todos.

En cada época y contexto se plantean unas tareas u otras, dependiendo de nuestras experiencias y de las verdades o discursos desde los que vivamos. Para muchas personas el mundo es ahora mismo un lugar inhóspito y carente de sentido. Te proponemos atender a las vidas de quienes no tienen voz, al sufrimiento injusto, a las muertes no lloradas, con una mirada lúcida, radical y libre de prejuicios.

La Asociación [D]Construye quiere ser una red tejida entre quienes no solo quieren vivir, sino saberse vivos y comprometidos con las vidas de otros, resistiendo a las inercias de la comodidad y a la lacra de la indiferencia. Queremos ser un impulso que anime a resistir y a transformar, que nos lleve más allá de los discursos catastrofistas o triunfalistas. Hay que renovar las miradas, para reavivar nuestras fuerzas y nuestro valor como personas. Para soñarlo y, por qué no, para lograrlo, nos inspiramos en modelos de pensamiento y ejemplos de vida que reconocen y respetan las diferencias, preservan la diversidad cultural, dan claves para el diálogo interreligioso e interconfesional, fomentan el encuentro intergeneracional y el intercambio constructivo de posiciones ideológicas distintas, sin que todo ello suponga renunciar a la propia identidad o caer en el relativismo extremo.

La salud democrática de un país y la altura moral de sus ciudadanos no dependen sólo de quienes tienen poder o gobiernan, sino de la lucidez y el compromiso de cada persona. Tenemos la tarea de detectar también las injusticias cotidianas y la deshumanización de nuestras instituciones, estructuras y relaciones. Pero nada cambiará si no evitamos la tentación de lo inhumano y si no fomentamos nuevas formas de organización y de asociación que contribuyan a la construcción de un mundo más justo y más humano.

Todo ello requiere del esfuerzo del encuentro auténtico, del diálogo con quienes nos rodean. Una sociedad que se atreve a dialogar, en la que es posible la apertura a lo nuevo y el asombro o el aprendizaje mutuo, es una sociedad en la que se es más consciente de la propia realidad, gracias al encuentro con la diferencia. La diferencia no es buena siempre, pero tampoco es siempre una amenaza. Negar la diferencia no evita los conflictos, las guerras, el terrorismo o la disidencia. Tenemos el reto de reconocerla y buscar caminos para comprenderla, ya sea para rechazarla después, si es nociva para la convivencia, o para aprender de ella.

Hay pensamientos viejos que nos impiden recorrer los nuevos tiempos. Nada será nuevo en nuestra forma de vivir y de pensar si no iniciamos nosotros el cambio. En los conceptos, las teorías y las ideologías cerradas no caben ni la vida, ni el deseo de vivirla. Revisemos las propias cosmovisiones, que muchas veces están cargadas de prejuicios (juicios viejos). “Concebir” la realidad no es solo entenderla, nombrarla o explicarla; “concebir” la realidad es también parirla. En este año que comienza, [D]Construye tu mirada. Aprende a mirar y atrévete a amanecer diferente, siendo vigía y parte de lo nuevo.

2 Comentarios
  • Marian
    Posted at 10:50h, 04 enero Responder

    Buen proposito. Ya somos mas. Gracias por compartir este pensamiento!!!

    • Admin
      Posted at 20:30h, 04 enero Responder

      ¡Gracias a ti, Marian! Hay que renovar las miradas, para reavivar nuestras fuerzas y nuestro valor como personas.
      Un abrazo

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies